lunes, 20 de abril de 2015

Tercera parte de la crónica de nuestra brigadista en Kurdistán. "En Kobane con las milicias YPJ"

Nuestra compañera -pañuelo amarillo- junto a un grupo de milicianas en Kobane.
Continuidad de la crónica realizada por nuestra compañera María Álvarez, luego de su viaje de dos meses a Kurdistán. (Tercera parte)

La media mañana era la hora ideal para salir al patio del hospital a disfrutar de los rayos tibios del sol de invierno. Aunque por poco tiempo, ya que a las pocas horas se iría ocultando, hasta desaparecer alrededor de las tres y media de la tarde. / Estábamos sentadas con Zozan y Fatma al lado de la medianera de la parte oeste, cerca del portón. Como no se escuchaba bombardeos, sino ráfagas de artillería y disparos a lo lejos, permanecíamos distendidas.

Estábamos abocadas a la placentera costumbre de la “charasca”, que es la acción de comer semillas tostadas casi de manera adictiva, partiéndolas con los dientes. En eso estábamos cuando un murmullo de voces confusas, entre carcajadas y exclamaciones que provenían de la calle, nos llamó la atención. /  En la entrada, imperturbable como siempre, el guardián del hospital seguía sentado en su silla con la  Kalashnikov y su muleta afirmada a un costado. Este hombre, de 55 años se había lesionado la cadera antes de los ataques de Isis. (Leer todo)

Prepararnos para confrontaciones más grandes y radicalizadas

Las medidas de lucha llevadas adelante por los/as docentes de Tigre, que se fueron radicalizando en la medida en que no encontraban respuesta por parte del gobierno, marcan el rumbo de las próximas confrontaciones entre las clases, antes y después de las elecciones de Octubre. La izquierda debe prepararse para liderar estos combates obreros y populares. 
La situación revolucionaria inédita está golpeando al Cono Sur de nuestro continente, expresándose en las movilizaciones contra Dilma en Brasil y el último parazo nacional argentino. /  Independientemente de que los partidos patronales, la burocracia, la Iglesia e incluso la izquierda más “socialdemocratizada”, como las direcciones del FIT, traten de “llevar todo hacia las elecciones”, acabamos de presenciar la huelga más importante de estos últimos diez años de kirchnerismo.

La crisis económica, la debacle de las instituciones del régimen, las divisiones entre los “de arriba” y la presión de las bases empujaron a la burocracia, que también está en crisis y dividida, a decretar el paro. La suma de estos elementos seguirá empujando hacia la concreción de nuevas medidas de lucha nacionales. /  La combinación de estos factores también se expresa en el resultado electoral. La izquierda trotskista, como sucedió en Salta, continuará cosechando muchos votos, lo cual ayudará a radicalizar al activismo que se pone al frente de las luchas. (Leer todo)