miércoles, 11 de febrero de 2015

Acto en el Obelisco -sábado 14 a las 17- Libertad a Abdullah Ocallan, Saman Nasim y todos los presos políticos kurdos

A pocos días del 16 aniversario del encarcelamiento del líder kurdo Abdullah Ocallan y en momentos en que las cárceles turcas, sirias, irakies e iraníes están pobladas de miles de luchadores y luchadoras de la causa kurda, la justicia iraní está a punto de ejecutar a un joven activista de un partido relacionado al PKK de Ocallan.

A pesar de los reclamos internacionales los jueces de Mahabad -provincia de Azerbajijan Oeste- quieren hacer cumplir la condena a muerte que pesa contra el joven de 17 años Saman Nasim, quien fuera apresado y acusado de “enemigo de Dios” por integrar las filas del Partido de la Libertad de Kurdistán, el PJAK.

Según los medios iraníes ya se han ejecutado al menos ocho chicos “delincuentes” desde 2010, aunque para Amnistía Internacional y otros grupos de Derechos Humanos el número real de pibes colgados -durante ese período- ya superó los 30.

Convocamos a las organizaciones y personalidades democráticas a pronunciarse por la libertad de Saman Nasim y la inmediata la detención de las ejecuciones de activistas kurdos en Irán, po la libertad de Abdullah Ocallan y de todos los presos y presas políticos/as de la causa kurda.

Las organizaciones que integramos el Comité Solidaridad con Kurdistán de la Argentina realizaremos un acto el próximo Sábado 14 en el Obelisco a las 17 horas para llevar adelante estos reclamos democráticos elementales.

6 de febrero, Día Internacional de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina

El ejemplo de las mujeres kurdas y la resolución de la ONU

La mutilación genital femenina es una práctica monstruosa que se aplica a las niñas en Asia, Medio Oriente y en ciertas poblaciones que emigraron a Europa, América, Australia y Nueva Zelanda. / Alrededor de 140 millones de mujeres en un total de 29 países sufren en la actualidad las consecuencias de la amputación total o parcial del clítoris, la mutilación de los labios menores o la infibulación, que es la amputación del clítoris y de los labios menores y mayores con la sutura de ambos lados de la vulva, dejando solo una abertura para que pueda eliminarse la orina y la sangre menstrual.

Cada año cerca de 3 millones de niñas son sometidas a este tipo de mutilación en  África. Muchas mueren por hemorragia, infección o colapso neurogénico, que se produce por la gravedad de las heridas y el intenso dolor. /  Según la Organización Mundial de la Salud, si la tendencia actual continúa para 2030 aproximadamente 86 millones de niñas en todo el mundo podrían ser víctimas de esta aberrante violación a los derechos humanos de las mujeres y niñas. (Leer todo)