lunes, 1 de febrero de 2016

Fuera Erdogan Asesino de Chile...

Manifestantes identificados con el pueblo kurdo se concentraron en la Plaza de la Constitución, ubicada al frente del Palacio de La Moneda, repudiando la llegada a Chile del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. /  El grupo, integrado por agrupaciones de izquierda y de la nación mapuce denunció al mandatario turco, relacionándolo directamente con el movimiento terrorista "Isis" o Estado Islámico.

De hecho, levantaron carteles que decían “Isis es Erdogan" y otro que decía “el pueblo kurdo no está solo”. Asimismo, se leyeron algunos carteles que defendían los derechos del pueblo mapuche. / Tras varios minutos de gritar consignas, los manifestantes intentaron ingresar al Palacio de La Moneda, donde Michelle Bachelet mantenía una reunión con el jefe de Estado de Turquía.

Sin embargo, al encontrar la resistencia de parte de Carabineros, iniciaron un enfrentamiento que terminó con la asistencia de Fuerzas Especiales y la detención de varios de los protestantes. / Desde Convergencia Socialista nos solidarizamos con los compañeros y compañeras que se manifestaron en el país hermano repudiando al presidente fascista Erdogan y reclamamos la libertad de los detenidos.

Campaña internacionalista: Carta abierta en apoyo a los académicos detenidos en Turquía

El 11 de enero de 2016, el grupo “Académicos por la Paz” – una iniciativa sostenida desde el año 2013 por profesores e investigadores universitarios en su mayoría turcos y kurdos -  firmaron una declaración titulada “No seremos parte de este crimen“ (*) mediante la cual solicitan al gobierno el cese de las hostilidades contra la población kurda de su país.

Dicho texto fue firmado en un comienzo por 1128 docentes de 89 universidades de Turquía y contó con la adhesión internacional de personalidades del campo intelectual entre los que se encuentran David Harvey, Noam Chomsky, Etienne Balibar, Erik Swyngedouw, Judith Butler, entre muchos otros. /  Desde su publicación, estos académicos han sido objeto de una campaña de persecución y violencia sin precedentes por parte del Estado turco. En discursos recientes, el presidente Recep Tayyip Erdogan los ha denunciado públicamente, dando instrucciones precisas para que sean investigados y para que sobre ellos recaiga “todo el peso de la ley por ‘traición’ al Estado”.

Esto se tradujo en el inicio de causas judiciales en contra de los firmantes originales, bajo los cargos de “hacer propaganda terrorista” e “insultar a la nación turca, al Estado de la República de Turquía, la Gran Asamblea Nacional, al Gobierno de la República y a los órganos judiciales del Estado”(art. 301 del Código Penal de dicha nación). /  No se sabe aún el número exacto de profesores universitarios detenidos. Hasta el momento se conocen los casos de 22 detenciones, que de declararlos culpables podrían enfrentarse a penas que van entre 1 a 5 años de prisión. La legitimidad de estos arrestos ya ha sido cuestionada por prominentes legistas que describen estas decisiones como “extra-legales“. (Leer todo)