viernes, 5 de junio de 2015

Las internas del FIT y los debates de fondo con el Partido Obrero

Nuestra postura de apoyar a Nicolás Del Caño en la interna del FIT está ligada a que consideramos al Partido Obrero como el su ala más conservadora y socialdemocratizante. /  Su política se desprende de la concepción estratégica denominada “Frente Revolucionario Antiimperialista” -o Frente Único Antiimperialista-, que fue combatida durante años por el fundador de nuestra corriente -Nahuel Moreno- quien decía que el PO escondía una política de capitulación a los gobiernos latinoamericanos detrás de frases izquierdistas.  

Moreno desarrolló este debate en un libro denominado “Lora reniega del trotskismo”, cuestionando la orientación del POR de Bolivia -de Félix Lora- aliado del PO y Altamira durante los años 70, cuando estos proponían la constitución del FRA junto a sectores de la burguesía “nacional” para luchar contra el gobierno del general Banzer. /  Esa alianza no era táctica sino estratégica, ya que no solo proponían derrocar al general golpista, sino “construir el socialismo”, como explicaba Moreno en su texto:

“En “Bolivia: de la Asamblea Popular al golpe fascista”, publicado en abril de 1972, Lora afirma categóricamente que el Frente Revolucionario Antiimperialista, del cual el POR (Masas) forma parte, se ha organizado “para la toma del poder”, según dice su carta fundamental.” /  “Para no decir quiénes forman y firman la carta del FRA, Lora hizo una burda maniobra: publicó en una edición especial de su periódico, Masas, el manifiesto del Frente, pero suprimiendo la firma de dos de sus integrantes, el POR (Combate) y el General Torres.” (Leer todo)

Aceiteros, paro nacional…¡Ni una menos! Un salto de calidad en las luchas obreras y populares

La cabecera de la enorme columna de la izquierda, en la que estaban nuestra compañera María Alvarez, brigadista en Kurdistán, junto a Meliké Yasar del Movimiento de Mujeres Libres de Kurdistán y Laura Marrone, legisladora del FIT.
La ruptura del techo salarial producida por la lucha de los compañeros aceiteros, que hicieron un paro por tiempo indeterminado, piquetes, asambleas para resolver todo y le impusieron la amenaza del paro indefinido a la CGT San Lorenzo, se dio en el marco de otro acontecimiento fenomenal: la movilización de miles de mujeres que ganaron las calles repudiando la violencia en general y los femicidios en particular. /  Las principales plazas de todo el país fueron copadas por una multitud de mujeres, acompañadas por hombres y niños/as, reclamándoles a las instituciones del estado capitalista patriarcal dirigido por Cristina -y ausente en todos estos casos- que se hagan cargo.

Tan grande fue la movilización que varios de los principales representantes del gobierno -Randazzo, Sabattella, Filmus, Abal Medina, etc.- se pusieron al frente de una columna organizada por La Cámpora y el Movimiento Evita, para intentar diluir su responsabilidad. ¡Sin embargo, las masas movilizadas los acusaron directamente de los crímenes! /  Ni el aparato del estado ni el de todas las organizaciones solidarias con Cristina y los suyos lograron hacer pie el día del ¡Ni una menos!, ya que se toparon con una de las acciones más importantes y masivas de la historia de la clase obrera y el pueblo de nuestro país. (Leer todo)