jueves, 24 de septiembre de 2015

Las mujeres kurdas atacadas por Isis, el estado Turco y Obama. Ellas luchan por su liberación, la de su pueblo y por toda la humanidad

La foto del niño Aylan Kurdi muerto en una playa de Turquía conmovió al planeta. La imagen de su pequeño cuerpo inerte, yaciendo sobre la arena, se transformó en símbolo del calvario de miles de refugiados/as de la guerra que lleva adelante Estados Unidos y sus aliados, contra los pueblos explotados y oprimidos del mundo. /  Él y su familia eran kurdos, vivían en la ciudad de Kobane, en la franja norte de Siria que limita con Turquía, llamada Rojava, donde las mujeres encabezan una revolución por la autodeterminación de su pueblo y por su propia liberación.

El pueblo de Kurdistan es la mayor nación del mundo sin Estado. Son más de 40 millones de persona que viven en territorios bajo el dominio de Turquía Siria, Irak e Iran. Sufren la ocupación de su suelo y políticas de exterminio desde hace décadas, para consumar el saqueo de sus abundantes recursos de agua, tierras fértiles, gas y petróleo.

Revolución de Rojava: la Revolución de las Mujeres

En el marco de las rebeliones populares- “primavera Arabe”- que derribaron varias dictaduras y provocaron el inicio de la guerra civil en Siria, en 2012 el pueblo kurdo del norte de ese país, junto a otras minorías étnicas, protagonizaron un levantamiento en tres provincias o cantones de Rojava, uno de ellos Kobane, logrando imponer su propio gobierno asentado en asambleas populares y milicias de autodefensa. (Leer todo)