jueves, 23 de julio de 2015

Todos/as con los obreros de Cresta Roja/Rasic. Viernes 24, 7 horas desde Ruta 205 y Quinta Avenida hacia municipio de Ezeiza.

Asamblea general de trabajadores de Cresta Roja/Rasic de Plantas 1 y 2
Reproducimos comunicado trabajadores:
CRESTA ROJA, NUESTRA LUCHA CONTINUA
Nos movilizamos y mantenemos bloqueos

Luego del anuncio de resolución de nuestro conflicto por parte del gobierno nacional  y provincial, que trascendiera por todos los medios nacionales y locales, en el cual representantes del Ministerio de trabajo, el grupo Rasic, el ministro Granados y representantes del Stia se comprometían a garantizar la demanda de nuestra masiva asamblea, lamentamos informar que nuestro conflicto continua. / Ante nuestro pedido de la vuelta al trabajo de todos los operarios de planta uno y dos, pago de quincenas y aguinaldo nuevamente nos mienten, ofreciendo que trabajemos  siete horas y media y pagar una hora y media en negro, algo que es ilegal y avasalla nuestros derechos como trabajadores. Esto demuestra  su  intento de hacer pasar un ajuste, que implicaría que la patronal luego de ser subsidiada millonariamente podría evadir los impuesto por cargas sociales y, de esta manera, continuar acrecentando sus ganancias a costa de nuestro sudor.

Han pasado siete días de conflicto, hemos sufrido la militarización de las plantas por parte del Grupo Rasic y el ministro de seguridad Granados, nuestras familias llevan meses sufriendo el pago en cuotas de nuestro salario y la negativa a pagar nuestro aguinaldo en tiempo y forma. / Somos trabajadores y detrás de cada uno hay una familia, no queremos estar en la calle y por esto pedimos la solidaridad de todas las organizaciones políticas, sindicales, sociales y de derechos humanos y de izquierda. Los trabajadores, en ambas plantas de proceso, discutieron en asambleas y decidieron convocar de manera conjunta para el día de mañana a partir de las siete horas. Nos concentraremos sobre la ruta 205 y quinta avenida para marchar desde allí hacia el municipio de Ezeiza. (Leer todo)

Erddogan y Obama, unidos contra el pueblo kurdo

Erdogan, presidente de Turquía, junto a Barak Obama, presidente yanky, unidos contra el pueblo kurdo.
El presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, acordó este miércoles con el jefe del estado turco, Erdogan: "trabajar juntos para detener el flujo de combatientes de ISIS que cruzan la frontera entre Turquía y Siria". Este pacto, que tuvo lugar luego del terrible atentado suicida que se cobró la vida de decenas de jóvenes socialistas en Suruc, significa fortalecer las tropas turcas que se encuentran en la frontera de ese país y la región siria de Rojava -liberada por las milicias kurdas luego de las batallas de Kobane y Tal Abyad- cuando son esas tropas las que han ayudan a los mercenarios del Estado Islámico que semanas atrás atacaron Kobane y el domingo pasado avanzaron sobre Suruc.

La única manera de acabar con ISIS pasa por apoyar al único sector capaz de detener su avance: las guerrillas del pueblo de Kurdistán, que están apoyadas por millones de kurdos y kurdas, que gozan de la simpatía de la mayoría de los pueblos de la región. La mejor forma de evitar que las bandas mercenarias fascistas del Estado Islámico -DAESH- continúen cruzando la frontera pasa en definitiva, por impulsar la movilización del conjunto del pueblo turco con el objetivo de derrotar al principal organizador y financista del EI, que son el presidente Erdogan, su partido -el AKP- y el conjunto del régimen reaccionario de Turquía. 

No habrá manera de terminar con la guerra sin enfrentar consecuentemente a los enemigos de los pueblos de Medio Oriente: el imperialismo yanky y sus marionetas, al frente de las cuales se encuentran los funcionarios burgueses -oficialistas y opositores- del estado turco. Las masas kurdas deben empalmar con sus hermanos, los trabajadores y el pueblo de Turquía para ¡Echar a Erdogan y compañía, siguiendo el camino de los trabajadores y el pueblo de Rojava -norte de Siria- que derrotaron a ISIS y construyen el Confederalismo Democrático, un sistema que garantiza la convivencia pacífica entre todas las etnias de la región, ya que se apoya en las asambleas populares y milicias de autodefensa!