martes, 4 de agosto de 2015

Fuera Turquía, la OTAN y EE.UU. de territorio kurdo. ¡Detengamos los ataques contra las montañas de Kandil y Rojava!

Con la estrella se muestra el territorio bombardeado por la aviación turca en las montañas de Kandil en el Kurdistán Irakí.
El estado turco, conducido por su presidente Erdogan, está usando la excusa de “combatir a ISIS” para emprender una enorme ofensiva militar sobre las posiciones del PKK -Partido de los Trabajadores Kurdos- bombardeando las montañas de Kandil en Irak y el norte de Siria o Rojava. / El ejército turco, con la anuencia de EE.UU. y los gobiernos de la OTAN, invadió la región de Siria ubicada entre los cantones kurdos de Kobane y Afrin, con el objetivo de impedir que las YPG -autodefensas- unifiquen a sus tres cantones y le corten totalmente el paso a ISIS hacia Turquía, desde donde se nutren de pertrechos y combatientes.

Sin prácticamente dispararles un solo tiro a las fuerzas mercenarias de ISIS, los tanques de Turquía atacan Rojava, mientras que sus aviones bombardean las aldeas campesinas de Kandil, masacrando a decenas de civiles y provocando la movilización del pueblo de esa zona y del resto del Kurdistán. / El gobierno de EE.UU., que como la Unión Europea, reclamó “proporcionalidad en los combates contra el terrorismo”, acaba de exigirle a la conducción del PKK que “frene sus ataques contra Turquía y retome el diálogo de paz… ya que sino lo hacen se exacerba el círculo de violencia”

“Nosotros, que defendemos el derecho del estado turco a defenderse…. queremos que el PKK renuncie a la violencia y vuelva a dialogar con el gobierno” (Declaraciones de Mark Toner, vocero del Departamento de Estado, publicadas por Hurriyet Daily News y otros medios, el 4 de agosto 2015). /  ¡Hipócritas! Mientras los imperialistas defienden al estado turco, que cuenta con el segundo ejército más grande y pertrechado de la OTAN, le rechazan al pueblo kurdo la posibilidad de que ejerza su legítimo derecho a la autodefensa. ¡Queda claro de qué lado del mostrado están Obama y los suyos!

Los acuerdos con Irán y las posteriores conversaciones encaradas por los representantes yankys con los reyezuelos de los países petroleros del Golfo Arábigo, están configurando un nuevo escenario en Medio Oriente, dentro del cual el “enemigo principal” del imperio y las burguesías locales pasó a ser el PKK y sus guerrillas. /  La única fuerza capaz de derrotar al Estado Islámico y de garantizar una salida democrática -mediante la convivencia pacífica de las distintas etnias y religiones, como sucede en Rojava- pretende ser aplastada por el mismo aparato estatal que armó y financió a ISIS: Turquía.

Estas bandas mercenarias fascistas fracasaron en su intento de aplastar el proceso revolucionario que tiene a su vanguardia al pueblo kurdo. Por eso EE.UU., Turquía y la OTAN comenzaron a preparar el terreno para actuar de manera directa, mediante sus propios ejércitos. /  Las organizaciones y personalidades de izquierda, antiimperialistas y democráticas debemos rechazar estos nuevos ataques contra el pueblo kurdo, exigiendo el fin de los bombardeos, el retiro de la tropas turcas de la frontera con Siria-Rojava y la expulsión de los aviones imperialistas de la base de Ircirlik en Turquía.