viernes, 19 de febrero de 2016

Hay que pararle la mano al carnicero Erdogan, que pretende invadir el norte de Siria o Rojava para aplastar a las milicias kurdas y defender a ISIS.

El régimen fascista turco está bombardeando el norte de Siria -Rojava- con misiles, para defender a sus marionetas de ISIS.
En la capital de Turquía, Ankara, volvió a explotar una bomba que mató a más de veinte integrantes de las fuerzas de seguridad de ese país. Inmediatamente después del hecho, el primer ministro Davoutoglu y el presidente Erdogan ganaron los medios para responsabilizar a las milicias kurdas que combaten contra Estado Islámico en el norte de Siria o Rojava.

Los representantes del estado fascista turco pretenden utilizar este último bombazo para profundizar los ataques contra el pueblo kurdo de Siria, con el propósito más que evidente de defender a ISIS, cuyos combatientes han sido organizados y financiados por Turquía con el objetivo de defender la política de su gobierno, que pretende la “reconstrucción del Imperio Otomano”. (Leer todo)

No hay comentarios: