jueves, 21 de enero de 2016

Ocho años de la caída del Lehman Brothers: retrocede el capitalismo y avanza la revolución

Las mujeres kurdas, vanguardia del proceso revolucionario que está desarrollándose en Medio Oriente.
A ocho años del estallido del crack financiero, la crisis capitalista se ha profundizado debido a la incapacidad de los estados imperialistas de recuperar los miles de millones que invirtieron para evitar el colapso de las instituciones bancarias. /  Cuando los jefes del imperio pusieron en marcha su oneroso plan de “Salvataje”, apostaron a recobrar lo invertido -y ganar mucho más- mediante un incremento cualitativo de la productividad obrera y la profundización de la recolonización planetaria.
Este intento les fracasó, ya que no lograron frenar las luchas de los trabajadores y los pueblos en los países más emblemáticos y, mucho menos, en la región más convulsionada de la Tierra, el lugar en el que se debaten a muerte la Revolución y la Contrarrevolución: Medio Oriente. /  En ese marco, la “Primavera Árabe” no solo no se detuvo, sino que se transformó en un poderoso proceso revolucionario que después de explotar en el Norte de Siria o Rojava avanzó, para instalarse y radicalizarse, en la segunda potencia militar de la OTAN, Turquía.  
Los jóvenes kurdos de ese país están siguiendo el camino de sus pares de Rojava, construyendo asambleas populares que resuelven la “autonomía” con respecto al estado turco y las YPS, Brigadas de Autodefensa Civiles que defienden el régimen de la democracia directa. /  Los integrantes del Frente Contrarrevolucionario enfrentan este proceso revolucionario, que tiene su centro en Medio Oriente, inmersos en una gran recesión mundial y cada vez más divididos, porque el achicamiento de la “torta” los empuja a pelearse duramente entre sí. (Leer todo)

No hay comentarios: