lunes, 2 de noviembre de 2015

Voto en blanco contra Scioli y Macri, dos agentes del saqueo

La división internacional del trabajo impuesta por el imperialismo, ubicó a la Argentina en el papel de productora de materia prima, negándole la posibilidad de una gran industrialización. /  Esta situación, que comenzó durante la colonización española, continúa en la actualidad a pesar del “relato” nacional y popular de Cristina, que profundizó la Recolonización Imperialista iniciada por Menem.

El caudillo riojana hizo todo lo posible para poner al país en sintonía con la ofensiva “neoliberal” para hacerles pagar la gran crisis económica de los años 80 a los trabajadores y el pueblo. /  Las enormes luchas de principios de 2000 obligaron a los dueños del mundo a cambiar a los virreyes neoliberales, como Menem, por otros “nacionales y populares”, ya que las masas echaron a patadas a los primeros.

Así aparecieron los “Socialistas del siglo XXI” y otros engendros parecidos en todo el continente, como Néstor y Cristina, que no solo mantuvieron el “modelo” de primarización de la economía, sino que lo intensificaron. /  Para eso aprovecharon el “viento de cola” de China, que gracias al aplastamiento de sus trabajadores en la masacre de Tianamen, se había convertido en una gran fábrica de productos baratos en base al trabajo esclavo de cientos de millones. (Leer todo)

No hay comentarios: