sábado, 10 de octubre de 2015

Bomba fascista en Ankara asesina a decenas de opositores. ¡Fuera Erdogan y el régimen reaccionario de Turquía!

Decenas de cadáveres cubiertos con las banderas del HDP, partido pro kurdo de oposición a Erdogan y compañía.
Declaración de CS: Otro atentado fascista contra el pueblo kurdo en Ankara… ¡Erdogan es el culpable!

Dos bombas explotaron ayer en el marco de una movilización masiva organizada por varios sindicatos y partidos de izquierda en Ankara -la capital de Turquía- bajo el lema “Trabajo, Paz y Democracia”. /  Las explosiones mataron a decenas de manifestantes, muchos/as de ellos/as simpatizantes del HDP -Partido de la Democracia y los Pueblos pro kurdo- que participará en las elecciones legislativas del 1 de noviembre.

Este atentado es similar al que aconteció en el mes julio en la localidad de Suruc, ciudad fronteriza con Kobane, a consecuencias del cual fallecieron 32 militantes de la Federación de Jóvenes Socialistas que estaban allí apoyando la lucha del pueblo kurdo. /  Poco antes de este ataque suicida, tuvo lugar otra explosión en una concentración multitudinaria del HDP en Diyarbakir, en plena campaña electoral para las elecciones que se hicieron en junio. Allí murieron dos personas Şeyhmuz Kaçan de 32 años y Necati Kurul de 47.  

Erdogan pretende ganar las elecciones adelantadas del 1N para contar con la mayoría parlamentaria que le permita cambiar la constitución y transformar al régimen en uno de carácter presidencialista. En función de ese objetivo ha intensificado sus ataques contra los kurdos en todo el país. /  Con una enorme ofensiva represiva pretende hacer aparecer a los kurdos frente a la opinión pública como responsables de la violencia que recorre Turquía, principalmente en las provincias del sudeste, donde las gobernadores impusieron el estado de sitio y organizan las bandas fascistas que asesinan activistas.

Mientras tanto los aviones de Erdogan bombardean diariamente las posiciones del PKK -Partido de los Trabajadores Kurdos- en las montañas del Kandil -situadas en Irak- con el apoyo de Estados Unidos, el imperialismo europeo y demás fuerzas de la OTAN. /  No habrá manera de democratizar Turquía sin acabar con el régimen. Por esa razón, los partidos de la resistencia kurda y de izquierda deberían ponerse a la cabeza de las luchas populares agitando la necesidad de acabar con el gobierno de Erdogan y sus aliados nacionales e internacionales.

No hay comentarios: