domingo, 20 de septiembre de 2015

Congreso revolucionario en el norte del Brasil

Días atrás tuvo lugar en el norte brasileño, en el estado de Pará, el Congreso Ordinario de los camaradas del Movimiento Revolucionario Socialista, organización con la cual conformamos la Corriente Revolucionaria Internacional, CRI. / Después de tres días de intensos debates el congreso votó una nueva dirección nacional y diferentes textos políticos que orientarán las actividades de este joven y dinámico partido, con algunos de cuyos dirigentes hemos visitado Kobane y otras regiones del norte de Siria y Turquía en el marco del Newroz, fiesta del "año nuevo" de la Mesopotamia.

Una de las campañas centrales que resolvieron fue continuar la solidaridad activa con la Revolución de Rojava, impulsando la formación de comités de apoyo al pueblo kurdo y la coordinación internacionalista con Convergencia Socialista. / El otro aspecto significativo del congreso fue la ratificación de los ejes políticos que caracterizan al MRS y los diferencian del conjunto de las organizaciones centristas de izquierda del Brasil: la lucha por una Huelga General para echar al Gobierno de Dilma e imponer una salida obrera y socialista.

Nuestros camaradas definieron con claridad que el gobierno del PT, apoyado por las cámaras empresariales y el imperialismo, va con todo contra las conquistas, los puestos de trabajo y los salarios, por lo tanto no habrá ninguna salida progresista sin derrotarlo mediante la movilización. /En ese contexto han “trazado una raya” con la izquierda supuestamente revolucionaria, que en vez de agitar la lucha contra el gobierno levanta la guardia contra el “avance de la derecha”, capitulándoles a Dilma y compañía. ¡Como si la derecha no estuviera gobernando oculta bajo un ropaje izquierdista!

El Congreso constituyó un avance en el camino de la construcción de la herramienta política que hace falta para conducir a las masas hacia la toma del poder, la única salida posible frente a la barbarie capitalista. ¡Nuestras felicitaciones a los compañeros y compañeras!

No hay comentarios: