viernes, 28 de agosto de 2015

El presidente turco, Erdogan, actúa como un "bombero loco", tratando de apagar el fuego con nafta...

Barricada en una de las localidades kurdas en Turquía para impedir el acceso del ejército de Erdogan.
Nota publicada en el sitio "Cuarto Poder" por Eduardo Martorell, quien escribe sobre la situación política en Turquía, explicando que su presidente -Erdogan- está actuando como un "bombero loco", ya que la guerra que inició contra el pueblo kurdo para ganar votos en las elecciones anticipadas de noviembre y conseguir la mayoría absoluta, se le está volviendo en contra. /  En primer lugar, porque el pueblo kurdo está peleando muy duro y llevando adelante el ejemplo de sus pares de Rojava, que en el norte de Siria desacatan el poder central, construyen asambleas populares y se arman mediante milicias. /  Pero también, porque de acuerdo a las encuestas, el partido del gobierno, el AKP, no capitalizará electoralmente la ofensiva militar contra los kurdos.

Cuando el 24 de junio Turquía anunció su campaña para acabar con la amenaza terrorista el país vivía una relativa normalidad, estando todavía abierta, aunque “in extremis”, la vía del diálogo para resolver el grave problema kurdo. Sin embargo, en solo un mes y debido a lassucesivas oleadas de bombardeos aéreos contra el PKK, el conflicto kurdo se ha reactivado en toda su magnitud, llevando al tercio suroriental del país a un clima bélico sin precedentes y surgiendo, incluso, los primeros brotes de guerra civil.

Según las cifras facilitadas por las autoridades, unos 800 miembros del PKK habrían muerto durante las operaciones militares llevadas a cabo durante este mes, reconociendo en torno a 60 bajas en sus filas; para el PKK, las cifras son muy distintas: 266 soldados y 42 guerrilleros muertos. A ellos habría que sumar varias decenas de civiles, lo cual, incluso admitiendo que ambas partes inflan exageradamente las bajas del enemigo y minimizan las propias, llevaría a una cifra de varios cientos de víctimas mortales, tal vez entre 600 y 700. (Leer todo)

No hay comentarios: