lunes, 11 de mayo de 2015

Hospital Evita: Trasladaron al represor Cabrera y echaron al policía intimidador... ¡Un triunfo de la lucha!

Oscar Castro -Secretario Gremial de CTA Lomas- y Rosita Ibarra -enfermera del Evita-, dos compañeros de Convergencia Socialista que se pusieron al frente de la lucha por la expulsión del represor Cabrera del Hospital Evita de Lanús.
Como anunciamos durante el día de ayer, el represor Roberto Cabrera, condenado por la justicia por haber integrado las patotas de la Brigada de Investigaciones de Lanús durante la dictadura, fue derivado al Hospital Evita de Lanús con el propósito de colocarle un marcapasos. /  Al enterarse de esto nuestra compañera Rosita Ibarra, que es enfermera del Evita, salió a denunciar la presencia del genocida pegando carteles y recorriendo todo el establecimiento. Por esta razón fue reprendida por un comisario de la Brigada de Lanús, que la acusó de “incitar a la violencia”.

Apenas conocido el incidente Oscar Castro, secretario Gremial de la CTA de Lomas, se dirigió al hospital para impulsar una respuesta unitaria con CICOP, ATE, UPCN y el gremio de Salud, con cuyos representantes se presentó ante la dirección del hospital exigiendo el traslado del represor y la expulsión del policía. /  Con estos sectores se convocó además, a una asamblea para el día 12 de mayo, de manera de informar y movilizar a los trabajadores. Gracias a la presión provocada por la inmediata reacción de los compañeros y la repercusión que tuvo todo lo acontecido entre la base hospitalaria, la dirección resolvió enviar a Cabrera a La Plata y echar al policía.

¡Un triunfo de la unidad y la lucha por la defensa de los derechos democráticos, que debe ser tomado como ejemplo para impedir que situaciones como esta se vuelvan a repetir! 

No hay comentarios: