miércoles, 18 de marzo de 2015

Primeras actividades de compañeros de la Corriente Revolucionaria Internacional -CS de Argentina y MRS Brasil- en Kurdistán.

Doscientas mil personas celebrando el Newroz -año nuevo de la Mesopotamia- en Suruc, frente a la ciudad heroica de Kobane. Esta fiesta fue, además un acto de lucha por los derechos del pueblo kurdo.

Una delegación de compañeros de la Corriente Revolucionaria Internacional -Convergencia Socialista de Argentina y Movimiento Revolucionario Socialista de Brasil- nos encontramos, desde hace cuatro días en Kurdistán, participando en distintas actividades preparadas por las organizaciones del pueblo kurdo en lucha durante el Newroz: el año nuevo en la Mesopotamia, que se celebra en estas regiones cada vez que llega la primavera.

Estuvimos, durante nuestro primer día de militancia internacionalista en Diyarbakir, en el Congreso de la Juventud de Medio Oriente, integrado por delegaciones juveniles de Túnez, Egipto, Palestina, Alemania, Argentina, Iraq, Irán, Siria, Turquía, otros países de la región y de todo el mundo. Allí se votaron una serie de resoluciones que hacen a la necesidad de hacer trascender la revolución democrática del pueblo kurdo.

En el segundo día fuimos, con buena parte de estos delegados, a dos actos realizados para conmemorar las masacres contra el pueblo kurdo en Roboski y Halabva. La primera fue perpetrada por el gobierno turco, y la segunda por Saddam Hussein el 16 de marzo de 1988 en el Kurdistán Iraquí, utilizando armas químicas. Varias familias de las víctimas viven desde ese momento en Miyad, una antigua ciudad de Turquía, en donde se realizó el mitin.

Finalmente, el 17 viajamos a Suruc, la localidad vecina y fronteriza de Kobane, donde dieron comienzo las festividades del Newroz. Más de doscientas mil personas, que se dieron cita en una colina lindante a la ciudad heroica, cantaron, bailaron y agitaron consignas a favor de las YPG e YPJ: las brigadas de autodefensa que derrotaron al ejército del Estado Islámico en una batalla que puede ser considerada la "Stalingrado del Siglo XXI".

Con mi compañero brasilero estamos orgullosos y felices de estar en medio de una verdadera Revolución. Más allá de las diferencias que tenemos desde nuestra corriente con la dirección de este proceso, haremos todo lo posible para que se conozca mundialmente, organizar la solidaridad y aportar nuestras críticas constructivas. ¡Es que si triunfa, será -como dije frente a los delegados del Congreso de la Juventud de Medio Oriente- una luz que de acá en más iluminará la lucha de clases de todo el mundo! (Ver imágenes clickeando aquí)

No hay comentarios: