lunes, 30 de marzo de 2015

Con o sin elecciones los salarios se hunden ¡vamos todos y todas al paro!

Moyano y Michelli, junto a los gremios del transporte y el de los bancarios llamaron al paro para el martes 31 contra el impuesto al salario, los despidos, la inflación y la pobreza. /  Nos sumamos a este llamado y convocamos a los y las trabajadores a participar activamente con asambleas, piquetes y todo lo necesario para garantizar la paralización del país.

Nuestro partido participará activamente en los cortes que desde los sectores de izquierda y del sindicalismo combativo ya se están coordinando, aunque sin depositar un gramo de confianza en la CGT de Moyano ni en la CTA de MIcheli. /  Es que estos -en vez de darle continuidad a los paros para derrotar el ajuste del gobierno- se montaron sobre la combatividad obrera para negociar lugares para su gente en las listas patronales que competirán en las elecciones de octubre. 

¡Para los burócratas el único papel que tienen que jugar los trabajadores es el de inclinar la balanza hacia el candidato burgués con el que tengan mejores negocios! /  Pero el plan que tenían de hacer la plancha hasta octubre se les terminó yendo al tacho, ya que Cristina, Scioli, Macri y Massa fracasaron al tratar de convencer a los trabajadores y al pueblo de que con las elecciones se resuelven los problemas del país. 

Ya nadie les cree a quienes, desde el 83 hasta la fecha han ocupado cargos en ministerios, parlamentos, intendencias y gobernaciones para llenarse los bolsillos a dos manos, regalando las riquezas del país a las multinacionales y cargando las deudas sobre nuestras espaldas. /  Esa crisis de confianza que tienen los de abajo, sumada a la terrible incapacidad de los de arriba empujó a los trabajadores a apoyarse en sus propias fuerzas para resolver sus problemas, utilizando la herramienta del paro nacional. 

El paro en manos de Moyano y Micheli correrá la misma suerte que los anteriores

Este paro debe ser el inicio de un Plan de Lucha con medidas cada vez más contundentes que pongan contra las cuerdas al gobierno, a la oposición y a los empresarios hasta arrancarles lo que nos corresponde. / Debemos tomarlo en nuestras manos, impulsando asambleas y plenarios de delegados donde todos decidamos que se pide, que se acepta y que estamos dispuestos a hacer para conseguirlo. La coordinación entre trabajadores de distintas empresas y gremios, o por zona, es fundamental para que la clase obrera gane protagonismo y fuerza.

Frente a las traiciones y agachadas de los dirigentes deben ser el Frente de Izquierda y los demás sectores combativos quienes ayuden a imponer la decisión de las bases, encendiendo la chispa que prenda la hoguera de la Huelga General. / Para eso, el FIT debería convocar a todos los trabajadores que quieran pelear en serio a un PLENARIO O COORDINADORA NACIONAL de lucha luego del paro del 31 de marzo, de manera de exigir e imponer la continuidad de las medidas de fuerza con paros progresivos y escalonados hasta derrotar el ajuste y al gobierno.

No hay comentarios: