miércoles, 1 de octubre de 2014

La derrota del ejército de Israel en la Franja de Gaza y la heroica defensa de la ciudad de Kobani, dos acontecimientos fundamentales de la actual situación

Las mujeres kurdas peleando junto a sus compañeros hombres contra los fundamentalistas del Estado Islámico
Apenas comenzaron los ataques sionistas contra la Franja de Gaza desde nuestro partido afirmábamos -en soledad- que se estaban gestando las condiciones para un gran triunfo palestino, debido al heroísmo de su pueblo y la movilización internacional inédita que llenó las calles de las ciudades más importantes del mundo. /  La derrota israelí le dio un impulso a la lucha de los negros de Ferguson, los trabajadores que paralizaron las cadenas de comidas rápidas y la autopartista Lear de EEUU, los portuarios de Oakland que bloquearon otro buque sionista, el pueblo de Yemen que está insurreccionándose, los escoceses, ucranianos  y catalanes que reclaman su independencia, etc.

En este marco, uno de los combates obreros y populares más significativos  está desarrollándose en la frontera que divide a Siria de Turquía, donde los kurdos de la región de Rojava -norte de Siria- están librando una fenomenal batalla contra los mercenarios del Estado Islámico, defendiendo la ciudad de Kobani, uno de los bastiones de la “revolución silenciosa”. /  Es que al calor de la rebelión siria contra Bashar Al Assad la región kurda -que está ubicada en el norte de Siria y se extiende hacia Turquía, Irak e Irán- prácticamente se independizó, imponiendo un gobierno cantonal, combativas milicias de jóvenes y mujeres y un parlamento en el que están representados las distintas etnias y partidos políticos. (Leer todo)

No hay comentarios: