domingo, 24 de agosto de 2014

El 28 hagamos un gran Paro Activo Nacional contra los despidos y suspensiones, por la reapertura de las paritarias y la derrota del Plan de Ajuste de Cristina

La CGT de Moyano convocó al Paro Nacional el próximo 28 de agosto contra el impuesto a los salarios y por la reapertura de las negociaciones salariales. ¡Tenemos que parar porque si resulta contundente debilitará al gobierno y las patronales, ubicándonos en mejores condiciones para defender los puestos de trabajo e imponer la reapertura de las paritarias!  /   Existen razones más que suficientes para cumplir esta huelga: La aplicación del peor impuesto salarial -que es el inflacionario- ya destruyó los miserables aumentos otorgados por el gobierno, mientras que el ajustazo de Cristina está provocando una ola de despidos y suspensiones en todas las ramas de la industria, el comercio y el transporte.

Al mismo tiempo tenemos que tener en claro que ni Moyano ni el resto de los burócratas sindicales tienen la intención de llevar la pelea hasta el final organizando un Plan de Lucha hasta derrotar el Plan de Ajuste. Decretaron la huelga porque tienen miedo de que las bases los desborden, como pasó con los docentes de Buenos Aires, que hicieron dos parazos pasando por encima de los dirigentes alcahuetes del gobierno.  /   Por esa razón debemos transformar la medida en lo que no quieren los burócratas, un Paro Activo Nacional -con piquetes, movilizaciones y cortes- y aprovecharla para seguir el camino de los docentes: haciendo asambleas, plenarios de delegados y coordinadoras, juntando por abajo a las fábricas que están sufriendo despidos y suspensiones con los maestros que defienden la escuela pública y todos los que están en pie de lucha.

En esas asambleas, plenarios y organismos de coordinación hay que votar la exigencia a los dirigentes de un verdadero Plan de Lucha y un programa mínimo que apunte a derrotar al ajuste, con propuestas claras como la expropiación y estatización -bajo control obrero- de las empresas que despidan o suspendan, la reapertura de las paritarias salariales y la indexación de los sueldos de acuerdo al aumento de la inflación.  /   A este planteo hay que agregarle la exigencia de que no se les pague un solo peso a los usureros internacionales. ¡Esos fabulosos fondos -que provienen del robo descarado de nuestros recursos- tienen que usarse para mantener los puestos de trabajo, aumentar los salarios y poner en marcha un plan de obras que resuelva los problemas de la salud, la educación, la vivienda y el transporte del pueblo!

Paro Activo con piquetes, movilizaciones y cortes de rutas
Asambleas y coordinadoras para imponer un Plan de Lucha 
Abajo el Plan de Ajuste, basta de pagar la deuda externa
Ese dinero es para defender los puestos de trabajo y los salarios 

No hay comentarios: