miércoles, 23 de julio de 2014

Reportaje al secretario general del sindicato del correo de Porto Alegre, delegado internacional en la conferencia de Convergencia por un Partido de Trabajadores

Reportaje a Vitor Rittmann, Secretario General del SINTECT, sindicato de trabajadores del correo de Río Grande do Sul y militante del MRS, Movimiento Revolucionario Socialista de Brasil.

¿La derrota de Brasil influyó en el estado de ánimo de las masas?
 
El futbol en nuestro país, como en la Argentina, juega un papel importante entre los trabajadores y el pueblo pobre. No solo porque todos juegan a este deporte, sino porque además el “espectáculo” futbolístico sirve como herramienta de contención de la bronca y las luchas. Sin embargo este campeonato no movió a las multitudes con tanta pasión como había ocurrido años atrás en otros mundiales, donde todo el mundo se conmovía frente a cada uno de los partidos en los que jugaba Brasil.
Más allá de que la mayoría “torce” -hincha- por el equipo nacional, hay por un lado mucho escepticismo y por el otro odio por los fastuosos gastos que se realizaron en obras que no servirán para cambiar la vida de la gente más humilde. En ese sentido la derrota humillante frente a Alemania amplificó esta situación, alentando a los trabajadores y el pueblo a seguir peleando y cuestionando las políticas del gobierno.  

¿Hay continuidad entre las luchas de junio/julio de 2013 y las actuales? 

Las movilizaciones multitudinarias de esa época, que comenzaron por la cuestión del transporte detrás de la consigna “Passe Livre” abarcaron después otras reivindicaciones, como mayor presupuesto para educación, contra la criminalización de las protestas y otras demandas específicas de los distintos gremios, como salarios y mejores condiciones de trabajo.
Aunque las luchas de 2014 no son tan masivas como las de 2013, desde nuestro punto de vista están adquiriendo un carácter mucho más progresivo porque involucran la mayoría a trabajadores organizados en sus sindicatos. Esto plantea la perspectiva de poner a la burocracia contra la pared e imponer una huelga general superior a los paros del año pasado. (Leer todo)

No hay comentarios: